Noche de desmadre

Sí, el señorito decidió que dormir es de cobardes. Si es que dormirse a las 8 de la tarde no puede traer nada bueno. “Dormirá de seguido” aventuró el padre. Ayyyyy iluso.A las 12 clink, ojos abiertos y ganas de juerga. Y como una tiene de profesión actual cuidar niño y otro trabaja, ¿adivináis quién se sacrificó? (No es plan que J vaya a trabajar sin haber dormido, miedo me da que coja el coche así).

Pero es que eran las 2 de la madrugada y el peque con ganas de jarana, yo intentando que no hiciese mucho ruido y ya, de pura desesperación, lo puse los cantajuevos y ¿sabéis que?… Cantajuegos vol. 8 mola mucho. Mientras el bebé pasaba las hojas de un cuento como si no hubiera un mañana yo bailaba a su alrededor el Croki Croki, Limbo Rock, Abuelito dame un beso, Chindolelé y demás. Confieso que en ese ratito me lo pasé de miedo. Al mal tiempo….noche de desmadre.

girl-160934_1280